Latest News

Cómo supervisa SENOR el cambio hacia una sociedad sin dinero en efectivo

Los terminales de punto de venta, conocidos comúnmente como TPV, se han visto impulsados en parte por la COVID-19. Aunque existen desde hace décadas, la pandemia ha hecho que muchas empresas y gobiernos aceleren el cambio hacia una economía sin dinero en efectivo. Los puntos de venta sin contacto, incluyendo quioscos y tabletas equipados con módulos NFC y lectores de tarjetas, ya están presentes en todo el mundo. Con una clara demanda en aumento, no es difícil imaginar que las empresas que están detrás del éxito de los TPV están prosperando, entre ellas SENOR.

Fundada en 1990, esta empresa con sede en Taipéi lleva mucho tiempo reconociendo la necesidad de sistemas fiables en los sectores de la hostelería, el comercio minorista y la industria. El “ROBOT POS” de SENOR, lanzado en 1998, fue el primer terminal de punto de venta con pantalla táctil todo en uno del mercado.

Desde entonces, SENOR ha establecido oficinas en todo el mundo, que van desde San Francisco hasta Venlo (Países Bajos). También han ampliado enormemente su línea de productos, la cual ahora ofrece ordenadores industriales y otros periféricos.

El rey de los TPV

Los terminales de punto de venta son los sistemas informáticos que encontramos a menudo cuando salimos de compras. Hoy en día, suelen parecerse a las tabletas. Permiten realizar pagos de forma rápida y sencilla a través de pantallas táctiles y podrían considerarse el sello distintivo de las compras modernas en persona.

“La serie iSPOS de SENOR ha sido un pilar del mercado durante más de quince años”, señala el representante de SENOR, H. L. Chiu. “Siguen siendo muy populares por su potencia y facilidad de uso”.

Desde el avance de ROBOT POS, se ha desarrollado una amplia línea de TPV. Actualmente ofrecen una amplia gama de configuraciones, desde las de escritorio hasta las montadas en postes, con o sin impresoras de recibos.

“Además de la gama predeterminada, también ofrecemos opciones de personalización a medida para que los clientes puedan disponer de sistemas perfectamente adaptados a sus necesidades”.

 

Sistemas de producción industrial

Aunque quizá sea más conocida por sus terminales de punto de venta en la hostelería y el comercio, SENOR también desarrolla sistemas específicos para entornos industriales, como el Stainless Panel PC. Además de su atractivo y delgado diseño, se trata de potentes ordenadores revestidos de acero inoxidable.

“Todos nuestros productos se someten a rigurosas pruebas para garantizar que alcancen al menos la certificación IP43. Este sistema de clasificación indica el grado de resistencia al polvo y al agua de un producto. La mayoría de nuestros productos industriales tienen la clasificación IP66”.

El grado de protección IP66 indica que están totalmente protegidos contra el agua, el polvo y otras partículas, lo que los hace adecuados para su uso en todo tipo de entornos industriales exigentes, desde fábricas de procesamiento de alimentos hasta laboratorios bioquímicos.

 

La transformación de la hostelería, después de COVID-19

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado fundamentalmente los sectores a los que SENOR presta sus servicios, es decir, el comercio y la hostelería.

“SENOR sigue supervisando de cerca el mercado para asegurarse de que nos adelantamos a las cambiantes necesidades de los usuarios”, señala SENOR. “Nos hemos anticipado a adaptar nuestro TPV tradicional para incluir nuevas opciones de seguridad y personalización”.

Su último proyecto es el desinfectante de manos KIOSK, diseñado en respuesta a la COVID-19.

 

Health Kiosk. Imagen por cortesía de SENOR.

“El dispensador automático es fácil de usar y de personalizar, y contribuye en gran medida a garantizar que el aumento de la higiene se convierta en la llamada nueva normalidad. Como proveedor de servicios de aplicación, SENOR ya se dedica a la investigación y el desarrollo. Siempre buscamos formas de hacer que nuestros productos sean más innovadores y más ergonómicos”.

De hecho, aunque ahora resulte difícil de imaginar, la integración del NFC y de los lectores de tarjetas sin contacto en los sistemas de punto de venta sigue siendo algo relativamente nuevo. Esta anticipación del cambio a las transacciones sin dinero en efectivo representa la capacidad de SENOR de adaptarse a las necesidades emergentes, incluso antes de que nos demos cuenta de que las necesitamos.